Post-tratamiento. La Dieta Blanca

Después de un tratamiento de blanqueamiento dental, es esencial la disminución del consumo de alimentos ricos en colorantes y reducir el habito de fumar. Esto se debe a que los dientes tienen los poros abiertos después de esta intervención, y son muy propensos a coger el color de los alimentos. Por ello debemos evitar el consumo de los siguientes alimentos en las 72 horas siguientes de la visita al dentista.

-TABACO (cigarrillos, puros, pipa…)
-CAFÉ
-TÉ
-COLAS
-VINO TINTO Y ROSADO
-MOSTO
-ALCACHOFA
-REMOLACHA
-CEREZAS
-FRESAS
-MORAS
-FRAMBUESAS
-GRANADAS
-SANDÍA
-UVAS NEGRAS
-CHOCOLATE
-CACAO
-ZANAHORIAS
-BRÉCOLI
-ESPINACAS
-TOMATE FRITO
-TINTA DE CALAMAR
-GUISOS REALIZADOS CON COLORANTES
(EJ. PAELLA, ESTOFADOS)
-CUALQUIER ALIMENTO DE FUERTE COLORACIÓN

El tratamiento de blanqueamiento no es permanente, pero gracias a estas técnicas, lograremos alargar su duración, que suele llegar a los dos años.