Normas tras una extracción u otra intervención de cirugía bucal

Para facilitar la cicatrización y minimizar las molestias, siga los siguientes consejos:

  1. Durante 2 ó 3 horas (y hasta que desaparezcan los efectos de la anestesia) no debe hablar ni comer para evitar mordeduras y quemaduras.
  2. Es importante que trague su saliva aunque tenga un sabor desagradable.
  3. Coloque hielo envuelto en un trapo encima de la parte de la cara afectada durante las 10 ó 12 horas siguientes a la intervención. Con esto reducirá la posible hinchazón.
  4. No enjuagarse ni cepillarse la boca durante 24 horas, podría desalojar el coágulo y provocar una pequeña hemorragia.
  5. Tras este periodo empiece a enjuagar la boca con agua templada y sal o algún colutorio, y cepíllese los dientes delicadamente.
  6. Sobre todo la primera noche mantenga la cabeza más alta que el resto del cuerpo
  7. Si es fumador, evite hacerlo durante los primeros 3 ó 4 días.
  8. Si se produce una pequeña hemorragia, ponga la cabeza en alto y comprima la zona con una gasa durante 30 minutos. Nunca utilice un pañuelo de papel.
  9. No debe tomar ácido acetilsalicílico (Aspirina) ni derivados tanto en los días anteriores como posteriores a la intervención ya que favorecen el sangrado.
  10. Siga una alimentación semiblanda con alimentos fríos o a temperatura ambiente. Evite los picantes y beba muchos líquidos.
  11. Evite tomar bebidas alcohólicas, excitantes (café, té) o gaseosas
  12. No duerma con una gasa en la boca.
  13. Nunca toque la herida con el dedo (vigile a los niños para evitar que lo hagan).
  14. Tome la medicación indicada con la frecuencia que se le ha prescrito.