Cuidado de prótesis removibles

La vida útil de las prótesis se alarga si se siguen unas sencillas normas de higiene:

Aparatos de ortodoncia removibles (placas y retenedores):

  • Deben limpiarse todos los días con un cepillo de dientes y un poco de sal o bicarbonato
  • Una vez a la semana introdúzcalas en agua con unas gotas de lejía

Prótesis de acrílico completas y parciales:

  • Limpíela diariamente con un cepillo viejo y jabón de taco (como Lagarto)
  • Una vez a la semana, o dos en el caso de que sea fumador, introdúzcala en agua con unas gotas de lejía

Esqueléticos:

  • Cepíllelos una vez al día con un cepillo viejo y jabón de taco (por ejemplo Lagarto) o media gota de lavavajillas. Tenga mucho cuidado con los ganchos
  • Dos o tres veces por semana métalos en agua con una pastilla limpiadora. Nunca los introduzca en lejía u otro líquido corrosivo